Categorías

Tecnología Trilipo de Pollogen

TriLipo

La Completa Solución Anti-Aging y de Reducción de Grasa

La tecnología TriLipo™ fue diseñada con las necesidades únicas del profesional de la estética en mente. TriLipo combina dos tecnologías efectivas (radiofrecuencia TriLipo y Activación Muscular Dinámica (DMA) TriLipo) que trabajan simultáneamente utilizando un sólo aplicador para provocar reducción de grasa y drenaje linfático en forma no invasiva, así como tambipen reafirmación de la piel y reducción de arrugas.

TriLipo - Triple Acción en Reducción de Grasa

La triple acción de la tecnología TriLipo consiste en un calentamiento volumétrico profundo mediante radiofrecuencia combinado con contracción muscular interna y una fuerza mecánica externa que en conjunto consiguen el máximo de eliminación de grasa y drenaje linfático así como reafirmación de la piel. El efecto de la triple acción TriLipo es visible desde el primer tratamiento. El modelamiento corporal a largo plazo se logra en un mínimo número de tratamientos.

La radiofrecuencia genera calor mediante la resistencia de los tejidos tanto en la capa dérmica como en la subcutánea. El calentamiento eléctrico selectivo y dirigido de la piel estimula y aumenta el metabolismo de las grasas en la capa grasa subcutánea y el remodelamiento del colágeno en la dermis. En la capa grasa subcutánea, el efecto térmico acelera el proceso metabólico natural de las grasas y la liberación de grasa líquida desde los adipocitos hacia la matriz extracelular (Figura 1).

grasa líquida es liberada desde las células grasas

Figura 1: grasa líquida es liberada desde las células grasas

El drenaje del líquido graso liberado es acelerado mediante la aplicación simultánea de presión interna y externa a la capa grasa. Internamente, los pulsos de Activación Muscular Dinámica TriLipo™ (TriLipo DMA) estimulan la capa muscular provocando una contracción muscular. Esta contracción eleva el músculo y empuja la célula grasa hacia la superficie.

Simultánteamente, la presión mecánica del aplicador presiona la piel desde arriba. La combinación de presión interna y externa aumenta la eliminación de grasa líquida acelerando el drenaje linfático (Figura 2). El efecto simultáneo de la radiofrecuencia y el drenaje forzado resulta en un calentamiento homogeneo y en una circulación sanguínea y linfática aceleradas que optimiza la oxigenación y detoxificación de los tejidos.

Presión interna y externa logrando un drenaje óptimo

Figura 2: Presión interna y externa logrando un drenaje óptimo

En la dermis, la radiofrecuencia dirigida calienta las fibras de colágeno provocando que éstas se contraigan, lo que tiene como resultado inmediato una piel más tensa y suave. Además, el metabolismo de los fibroblastos es acelerado lo que lleva a la regeneración de colágeno y reafirmación de la piel a largo plazo (Figura 3)

Remodelamiento del colágeno en la dermis que lleva a una superficie de la piel más suave y uniforme.

Figura 3: Remodelamiento del colágeno en la dermis que lleva a una superficie de la piel más suave y uniforme.